¿Qué Hago – si por Más que Intento – no Alcanzo el Éxito Profesional?

ÉÉÉDiríjase hacia sus metas, acompañado

Ser exitoso se relaciona mayormente con la capacidad que tiene una persona para alcanzar sus metas propuestas. El éxito se considera una cualidad personal, ya que las metas dependen de las motivaciones, intereses, principios y valores que posee cada persona. Por lo tanto, el éxito se trata de realizar esas metas que se visualizan, o sea, poder estructurar la forma de llegar a obtener aquello que le satisface. Pero hay que poner de su parte, enfocando, poniendo pasión y perseverancia hacia su objetivo.

Áreas para Mejorar en los empleados y profesionales que no se sienten “exitosos”

  1. Capacidad para adaptarse al cambio

Aceptar que los cambios son inevitables y necesarios para crecer, tanto mental como espiritualmente; conllevan ansiedad, disturbios e inquietud. Requieren atravesar una transición haciendo modificaciones internas para adaptarse a los cambios externos. Es necesario validar tanto sus emocione positivas como las negativas.

  1. Calidad y asertividad de las relaciones

Se trata de adoptar un estilo positivo hacia las negociaciones con usted y con los involucrados.  Ser asertivo significa ganar-ganar. Encontrar acuerdos, respetar a los demás y ofrecer el máximo.

  1. Autocontrol

Es uno de los componentes de la Inteligencia Emocional. Permite gestionar adecuadamente nuestras emociones y no permite que éstas nos controlen. De lo que se trata es de que todas las emociones, tanto las negativas como las positivas, se experimenten y se expresen de forma adecuada.

  1. Actitud ante las críticas y errores

No siempre los demás tienen que estar de acuerdo con lo que pensamos o decimos. Escuche atentamente toda la información y no juzgue a la otra parte antes de llegar a una conclusión. Asuma una actitud inteligente de humildad y gratitud. Admita cuando se haya desviado de la mejor solución y retome el tema, cambiando el enfoque.

  1. Exceso de ambición a expensas de los demás

Es posible conseguir lo que deseamos sin necesidad de despojar a otras personas de lo que merecen. Todos los excesos son desbalances que, tarde o temprano requerirán alcanzar un punto de equilibrio para sentir bienestar y poder disfrutar del gozo personal y del ajeno.

  1. Arrogancia, agresividad y prepotencia

Quien todo lo sabe está destinado a quedarse solo, ya que no tiene nada que aprender de otros. Quien todo lo ES, no puede admirar a los demás porque son inferiores. El prepotente asusta, hace sentir a las otras personas como enanos o brutos. Hiere y mata con su agresividad.

  1. Forma de liderar y trabajar en equipo

Revise su actitud y estilo de dirigir a otros y detecte si centraliza o comparte su poder. Estudie su forma de comunicarse y fíjese lo que siembra con cada pensamiento, gesto, palabra o acción. Sienta si su equipo lo ve como un modelo a seguir. De lo contrario, es hora de examinarse y realizar ajustes.

  1. Estilo de delegar o seguir instrucciones

Fíjese si es usted capaz de asignar tareas con tranquilidad y seguridad y si conoce cómo impartir instrucciones de forma tal que el trabajo se haga como usted piensa que lo solicitó. Coteje cuán agradecido se muestra cuando la tarea se le entregue y cómo le ofrece “feedback” al miembro del equipo en quien delegó.

Puro Coaching

Anímese a tomar nuestra Certificación en Coaching Profesional: Personal y Empresarial, con la que se gradúa preparado para ejercer como Coach. Acceda aquí a Eventbrite para detalles, vea aquí este breve video o llámenos al (787) 364-5838 para más información.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s